jueves, 19 de mayo de 2016

Amar (II)




amar.Del lat. amāre.1. tr. Tener amor a alguien o algo.2. tr. desus. desear.
amor.
Del lat. amor, -ōris.
1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia,necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y queprocurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completaalegra y da energía para convivircomunicarnos y crear.
3. m. Sentimiento de afectoinclinación y entrega a alguien o algo.
4. m. Tendencia a la unión sexual.
5. m. BlandurasuavidadCuidar el jardín con amor.
6. m. Persona amadaU. t. en pl. con el mismo significado que en sing. Parallevarle un don a sus amores.
7. m. Esmero con que se trabaja una obra deleitándose en ella.
8. m. p. us. Apetito sexual de los animales.
9. m. desus. Voluntadconsentimiento.
10. m. desus. Convenio o ajuste.
11. m. pl. Relaciones amorosas.
12. m. pl. Objeto de cariño especial para alguien.
13. m. pl. Expresiones de amor, cariciasrequiebros.
14. m. pl. cadillo (‖ planta umbelífera). 
Real Academia Española © Todos los derechos reservados. 

Y ahora comienza el proceso de "desaprender". Porque hay otras formas de entender el amor además de esa patológica que la mayoría tenemos interiorizada, una "recíproca" que nos "alegra, y da energía para convivir, comunicarnos y crear". 

Es difícil encontrar referencias para este concepto de amor en películas, música y literatura. Las relaciones sanas de respeto y equilibrio no venden. Todos lo sabemos, "el amor duele" y "quien bien te quiere, te hará llorar". Si puedo superar esa ruptura sin que se me irrite la piel de las mejillas es que no era "amor del bueno", no le quería lo suficiente. Si acepto que mi pareja tiene derecho a buscar su felicidad, que ésa es su obligación, de hecho, respeto su decisión, valoro lo que me ha aportado la relación y aprendo de la experiencia, continuando mi camino, entonces "no debía de quererle tanto". 

Es una lástima que todos nos sepamos tan bien la teoría y llevemos tan mal la práctica. Yo no te digo que no te duela, que tu pareja se pueda equivocar en las "formas", que según las circunstancias te sientas traicionada... Ni siquiera te digo que no tengas momentos en los que lo emocional supere lo racional y te desplomes. No. Llora si duele. Enfádate si te traicionaron. Cáete las veces que sean necesarias. Pero después seca las lágrimas a base de carcajadas, perdona y levántate. No hay "fallos", sólo experiencias. Lo único que no está permitido es no aprender nada. Y aún eso también puedes hacerlo, sólo que repetirás experiencias negativas.

Así que cuando me dicen "qué bien lo llevas" o "esto es una falsa mejoría" o "no lo superarás hasta que no puedas decir que es un cabrón", simplemente acepto que la realidad de esas personas no es la mía, porque cada uno proyecta en los demás sus propias experiencias. Lo hacemos todos, yo la primera. Sólo hay que saberlo e identificarlo. 

Yo sé lo que es el amor. Estoy trabajando en mí misma para algún día llegar a experimentarlo. Estoy convirtiéndome en la persona de la que me enamoraría. Pero no para que alguien caiga rendido a mis pies, sino porque hasta que yo no me enamore de mí misma, no me quiera con todos mis fallos y todas mis virtudes, no me sienta orgullosa de cómo soy. Hasta ese día no podré experimentar el amor. Y cómo voy a quererme si no sé quién soy; si hace casi cuatro meses sentí que había perdido lo mejor de mí misma; si lo que me hacía especial en el mundo era otra persona; si he mantenido una relación que me hacía infeliz...

Pues no es fácil "desaprender", qué queréis que os diga. Pero dicen que identificar el problema es la primera parte de la solución. Y ya no miro hacia atrás. Bueno, sí lo hago, pero en cuanto "me pillo", corrijo. Los hábitos tardan en coregirse

No hay comentarios:

Publicar un comentario